fbpx

Skip links

¿SABES REALMENTE QUIEN ERES?

LOS INTROYECTOS COMO GUIÓN DE VIDA

¿Qué es un introyecto? Un introyecto es un mecanismo por el que las personas, desde que somos pequeños, tragamos y hacemos como nuestras determinadas ideas, normas, conceptos, sobre lo que está bien y lo que está mal, así como las actitudes y/o compartimientos de otros. También son las afirmaciones que nos dijeron en muchas ocasiones del tipo “eres tonto”. “eso no se hace” “tocarse es de marranos”, y así podríamos nombrar numerosas frases.

También se podrían calificar de mandatos familiares, los cuales el niño/a hace suyos sin pasar por el filtro de la reflexión. Simplemente se los cree y traga, ya que vienen directamente de personas que para él o ella son referentes sólidos, así como su sistema de protección.

Un niño no tiene el carácter formado, ni sabe cuáles acabarán siendo sus valores o formas de pensamiento. No tiene la capacidad de discernir si lo que ve o escucha es sano, es bueno o si por el contrario será un mandato que limitará su vida cuando sea adulto o adulta.

En consulta, en la mayoría de los casos, me encuentro muchas personas con falta de valorización o autoestima. Suelen no darse permiso para ser felices. Quizá han buscado parecerse a papá o a mamá sin preguntarse cómo realmente querían ser. O personas que no sintieron que eran importantes para sus padres, que no se sintieron mirados o miradas, que lo que necesitaban no era escuchado, y se acostumbraron a tapar sus necesidades y funcionar con lo que les decían que estaba bien para ellos/as. Estos patrones se instalaron a base de repetición y de falta de consciencia, creando entonces una dinámica de funcionamiento interno que salvo trabajo personal, nunca será mirado ni cuestionado. De ahí vienen las famosas frases: “yo soy así y no puedo cambiar”, “esto no puedo hacerlo, no soy capaz” o “siempre lo he hecho así y no voy a cambiar ahora”… podría escribir muchas más pero creo que con esto podéis ir indagando dentro cuáles son vuestros mandatos, vuestros guiones de vida.

¿Te has preguntado alguna vez de donde vienen aquellas cosas que piensas o haces? Si son realmente tuyas propias. ¿qué te decía mamá al respecto de ti mismo/a y de tus valores? ¿te sentiste valorado/a, importante? ¿qué piensas acerca del sexo femenino o masculino? ¿Es tuyo todo aquello en lo que te sustentas?

Ahora que somos adultos y adultas podría ser un buen momento para parar, sentir y reflexionar si lo que hacemos, si lo que pensamos, si nuestros valores, siguen teniendo sentido para nosotros o si nos sentimos a gusto de la persona en la que nos hemos convertido.

Ya lo dicen las personas expertas que estudian el cerebro, mueren y nacen neuronas durante toda la vida. Eso significa que el cambio es posible hasta la muerte.  Entonces lo que hasta hoy estaba bien para ti, puede que ya no te sirva en este momento de tu vida.

Por suerte tenemos somos muchos y muchas los profesionales que podemos acompañar este tipo de procesos u otros similares de manera que vayas encontrando poco a poco tu propia forma de ser y de vivir la vida, que responda a quien realmente quieres ser.

Si quieres realizar alguna consulta puedes escribir a:
caminosistemico@gmail.com

Deja un comentario

Nombre*

Web

Comentario